Tan viva, tan sagrada, tan sensual…

Una regalo para ti mi niña, por tus 6 meses de vida, de parte de tu tía Sandra chatina warmi warmicha… 

Niña Luna

Luna…
la niña que en el aire caminaba
estrella latitud besando el agua
tan viva tan sagrada tan sensual
tan viva tan ansiosa me contaba

los pueblecitos que sobrevolaba
de norte a sur de Argentina a La Habana
tan viva tan sagrada tan sensual
tan viva tan sagrada…

 

 

Luna…
llevame con tus ojos de distancia
a desandar el tiempo de la infancia
de Santa Rosa hasta la libertad
de Santa Rosa hasta la Cruz del Alba
los pueblecitos que sus pies besaban
de norte a sur del hielo a la sabana
tan viva tan sagrada tan sensual
tan viva tan sagrada…

 

tan sagrada…
niña luna, luna nueva
pachamama compañera
vieja luna, luna nueva
de mis ojos compañera

 

 

 

 

Para que siempre cante su alma

A esta Luna en cuarto creciente
la llenaré de amor, miel y ternura
le daré mi calor mis caricias y mi pecho
con blanca leche mezclada de dulzura

Esta luna se llenara de canciones
de versos que cuenten hazañas
de melodias con muchos colores
para que siempre cante su alma.

A esta luna la llenare de cariño
de besos, coraje y esperanza
con mis manos cuidare su cuerpito
hasta que brille con la noche estrellada.

Esta luna que crece con mis sueños
crece despacio como un viento en calma
pasan los dias y a cada momento
te siento mas llena, hija mia… luna de mi alma    

Luna 5 meses

*Gracias por la canción Frankucha* 

 

Con buena voluntad y mucha miel haré un helado

Para ti mi Luna, hoy que te mueves más que nunca y a media noche me levantas, hoy que te espero tanto tanto, hoy que estás tragona y somnolienta, hoy que te canto y te canto y se cuanto te gusta… hoy que es tiempo de alfajores y chocotejas con pecanas,  por si un día me preguntas, pues sí mi hijita… a veces sí hacen falta alas.

No hacen falta alas para hacer un sueño, basta con las manos , basta con el pecho , basta con las piernas y con el empeño. No hacen falta alas, para ser más bellos,  basta el buen sentido del amor inmenso, no hacen falta alas para alzar el vuelo. Si… Recojo fondos para pobres de amistad y de sonrisa, recojo cuanto haya de bien en lo que esconde tu camisa, acepto cuanto pueda ser útil al coro que compongo, siempre que quieras compartir un sueño ancho, largo y hondo. Oh… Recojo el hielo a la deriva de los poros congelados, luego con buena voluntad y mucha miel haré un helado, no le daré, no le daré al mentiroso y al cobarde repartiré, repartiré sólo al que ama y al que arde.”

 

En la dulce espera…

De un tiempo a esta parte cada vez que me veo en el espejo me veo bonita, radiante, no sé que será. Me pregunto si es que es porque ahora que estás dentro de mi haces que todo mi yo se embellezca, o será que ahora duermo más (porque ahora tengo más sueño) y el dormir vuelve bonita a la gente, que se yo. Sólo sé que desde el primer instante en el que supe que ya estabas ahí sentí una inmensa felicidad, idescriptible, extraña, pero inmensa. No me importó que tendría que dejar de estudiar la maestría, y no porque faltara la plata (aunque si que falta, pero no pensé en eso) sino porque es un requisito no salir embarazada. Tampoco me importó tener que dejar el trabajo (aunque sea el mejor trabajo que he tenido). O tener que dejar todo lo que tengo: que es nada, al fin y al cabo, comparado con la maravillosa locura de tenerte mi princesa. Ahora que estás aquí me has cambiando la vida, ahora por fin tengo una verdadera razón para seguir. Sé que no ha sido facil este comienzo, sé que a veces me quiebro y me dejo caer como la hoja de un árbol , perdóname por eso mi nena, prometo que seré una mamá fuerte por ti. Es que pensar en ti me hace sentir tan vulnerable a veces, sólo deseo que estés junto a mi pronto; si supieras como te sueño todos los días… y te imagino corriendo contra el viento, y yo mirándote, cuidándote, siendo inmensamente feliz con cada una de tus sonrrisas y tus gestos. No veo las horas de que abras los ojos al cielo para ser libre como un pájaro, te amo tanto que voy a darte todo lo que siempre he guardado para ti  y todo todo lo que haga falta sin excusa alguna, para que siempre estés bien mi niña hermosa, mi princesa, mi Luna.

A mi princesa Luna

Dedicada a mi querida Luna a punto de cumplir su tercer mes de vida.

Aquí en la Nube…

En mi deseo estoy a tu lado,

en mi deseo te tengo hoy

en mi deseo no hay imposibles

aquí estoy soy sólo yo. 

Eres mi sueño,  mi guía, mi sol, mi voz y mi canción

y si es sólo una fantasía

no importa amor estoy sólo yo.

Aquí en la nube te veo vivir y así de lejos

 algo de ti siento venir.

Aquí en la nube… te espero yo te miro y veo

que desde el cielo

un ángel cayó… 

Es mi temor el destino incierto

la realidad de mi irrealidad,

por eso niña desde esta nube

desde esta nube te quiero amar… 

Y esta ilusión es mi guía, mi sol, mi voz y mi canción

y si no es más que una tontería,

no importa amor

no hay más que yo.

 Y ahora amor se me confunden las ideas,

se me confunden las tareas,

de ir por ti y buscarte allí

de estar aquí o esperar por ti.

Y ahora amor se me distraen los momentos,

se me destrozan los lamentos

de no tenerte aquí real.  

Aquí en la nube…

te veo llegar

y así de lejos

algo de ti siento venir.

Aquí en la nube

te espero yo

te miro y veo

que desde el cielo un ángel cayó…

Anny Luna

Amo a mi Joaquinito. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con seguir recorriendo mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

Visitantes del blog

  • 46,817 viajeros han pasado por aquí

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.