Era Rodolfo el reno!

Si hay una tonadita que me ha venido atormentando este último mes del año es la canción del famoso Rodolfo, la he venido escuchando en el trabajo (trabajo en un nido!) en la combi, en las tiendas, en la calle, en mis pesadillas, la misma tonada no ha dejado de repetirse una y otra vez en mi mente,  y fue la señal de que oh por dios! otra vez es navidad. Nunca he sentido ningún tipo de alegría por la navidad, por el contrario, esta época del año siempre me remite a noches nostálgicas de mi infancia, apagones, ansiedad, mamá atolondrada en la cocina y papá mirando a la nebulosa deseando estar en otra parte, en otro tiempo, seguramente deseando ser niño otra vez junto a su mamá en el campo, ese lugar que siempre añoró.

Pero esta navidad, sin duda, es una  navidad distinta, porque ahora mi vida es distinta, ahora Joaquín está en mi vida y extrañamente hay calma mucha calma dentro y fuera de mí, siento la brisa de los vientos de cambio, siento al muchacho de mi alma muy cerca y muy dentro, recibo buenas noticias de fin de año y siento que por fin tengo todo el tiempo del mundo para estar con mi wawita y muchos instantes para ser completamente feliz. Esta navidad hay muchos regalos bajo el árbol y casi todos son para mi Joaquín, así que ahora me emociono como una niña por él y ya no veo las horas de que sean las 12 para abrir juntos los regalos.

Mi gordo ha estado enfermito esta última semana y hemos estado juntos jugando todo el día en casa, lo cual sin querer me ha salvado de pisar la calle y encontrarme con el alboroto, el ruido y el corre-corre de la ciudad tan acostumbrado por estas fechas.  Antes de ayer mi chanchito  no podía dormir por el malestar que lo embargaba, así que me puse a cantarle el único villancico que por fuerza me aprendí de memoria de tanto escucharlo “Era Rodolfo el reno, que tenía la nariz roja como la grana…” lo peor de todo es que a mi Joaqui le encanto! así que se lo tuve cantar una y otra vez tooooda la madrugada…  bendito Rodolfo! al final no pude librarme de ti, la próxima navidad te cobraré la revancha.

Anuncios

Acerca de annyluna

Sedienta viajera del presente. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con una casa de madera y ventanas inmensas cerca de algún río, viajar a mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anny Luna

Amo a mi Joaquinito. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con seguir recorriendo mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

Visitantes del blog

  • 46,808 viajeros han pasado por aquí

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: