Querido muchacho de mi alma

         Si no me hablaras yo me moriría, contigo mi soledad se siente acompañada, por eso es que necesito tu mano… eternamente tu mano.

P. Milanés

 

La otra noche me vino a buscar el muchaho de mi alma, trajo su caballo de cartón y  lluvia entre sus dedos, trajo su nostalgia, sus ganas de hablar, de caminar y con su abrazo me devolvió el amor por este invierno. De inmediato me subí a su caballo y nos fuimos a pasear entre sus sueños, mis sueños, sus historias, mis recuerdos. Se me hace tan fácil hablar contigo muchacho de mi alma, tu soledad es buena compañía para la mía. Él dice que parece que nos conocieramos de toda la vida, es que él no sabe que yo ya sabía quien era antes de que él me conociera, me bastó con el resplandor de su mirada aquella tarde, yo estaba hecha mierda y él brillaba como un sol. Él no se acuerda,  pero desde ese día ha estado siempre en mi corazón, así de inesperada y misteriosa es esta vida. El muchacho de mi alma tiene sueños grandes y los está cumpliendo todititos, tenía que ser un entercado soñador igual que yo. Él me habla de su alma y se cuela sin reparos en la mía, y yo que últimamente no me hallaba en ninguna parte, de pronto me encuentro es sus ojos, en sus palabras, en su inocencia, en sus deseos, en sus enojos. Me gusta cuando el muchacho de mi alma se queda quietecito escuchándome y me entrega esa mirada conmovida, gentil… maravillada, como la de un niño que ve por primera vez un arbol de navidad iluminado, me hace creer que aún hay cosas buenas en mí, que no estoy tan loca, tan perdida; por qué maldita mi suerte tenías que parecerte tanto a lo que siempre he soñado. Si supieras que este año ha sido el más dificil de toda mi vida, de haber sabido que con una taza de café a tu lado bastaría, te hubiera invitado doscientas treinta y siete para estar bien. Me hace reír mucho el muchacho de mi alma, me gusta cuando se burla de sí mismo, cuando suspira, cuando reniega, cuando me dice “cómo estás princesa!. Fuimos a ver el mar, fuimos a descansar a mi lugar favorito de esta parte del universo, fuimos a recordar y sin querer nos pusimos a soñar, sin tan solo pudiésemos habernos perdido en algún sueño. Por qué no te habré raptado esa noche después de nuestro primer vino… y tú me dices que uno puede amar a dos personas a la vez, no me digas esas cosas muchacho de mi alma que me muero de la pena. Qué habré hecho mal para que esta vida no nos alcance, prometo buscarte y no dejarte ir, pero en mi otra vida muchaho de mi alma… te juro que en mi otra vida.

Anuncios

Acerca de annyluna

Sedienta viajera del presente. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con una casa de madera y ventanas inmensas cerca de algún río, viajar a mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

Una respuesta a “Querido muchacho de mi alma

  1. OSCAR

    te amoooooooooooooooo ukyo (karen)
    atte toko( oscar)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anny Luna

Amo a mi Joaquinito. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con seguir recorriendo mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

Visitantes del blog

  • 46,808 viajeros han pasado por aquí

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: