Instrucciones para cambiar un pañal

Queridos mamita o papito, si ud. acaba de tener un bebé y se encuentra ataviada (o) de mantas, chupones y pañales, preste atención a esta crónica al más puro estilo de cortazar (salvando las grandes diferencias, por su puesto) que le presento a continuación para que ese momento del cambio de pañal sea más placentero tanto para ud. como para su querido retoño…

Lo primero que hay que hacer es encender el calefactor y colocarlo cerca de donde va acontecer el cambio de pañal, los bebés muy chiquitos recién están aprendiendo a regular su propia temperatura, por lo que es importante darles calor, sobre todo cuando vamos a quitarles la ropita. Busque una almohadilla lo suficientemente acolchonadita, ni muy alta ni muy bajita, ni muy dura ni muy blandita,  para apoyar la cabeza del bebé ahí durante el cambio de pañal (no vaya ser que de tanto agetreo le den ganas de devolver la lechecita de mamá). Busque una muda completa de su bebé (por si se ha mojado la ropita con la pila) y póngala cerca de la almohadita.  Coloque un pañal desechable (asegúrese de que sea el pañal dela talla adecuada ) cerca de la almohadita y la muda, busque una bolsa para desechar el pañal “afectado” y coloquelo al lado del nuevo pañal, consiga la crema para escaldaduras del dr. zaiman y coloquela junto a la bolsa y el pañal, remoje cinco trocitos de algodón (cortados previamente, ni muy grandes ni muy chiquitos) en un recipiente con agua tibia, exprima los algodoncitos y coloquelos en otro recipiente, lleve este ultimo y pongalo cerca de la almohadita, la  muda, el pañal, la bolsita y la crema. Los algodoncitos servirán para retirara los residuos que queden en el potito del bebé, no les recomiendo usar los famosos pañitos humedos que venden en las farmacias, primero porque contienen químicos que pueden irritar la piel de su bebé y segundo porque suelen estar fríos y a algunos bebés (la mayoría) les son desagradables. En algunos casos (para prevenir escaldaduras y si ya la hay con más razón) es importante, además de los trocitos de algodón contar con un pequeño trapito de felpa también humedecido con agua tibia y otro trapito de felpa totalmente seco. Coloque ambos trapitos, el húmedo y el seco cerca de la almohadita, la muda, el pañal, la bolsita y la crema. Asegúrese de que el calefactor haya calentado el ambiente lo suficiente. Una vez que tenga todo listo, repito, solo una vez que tenga todo listo, coloque a su chilpayate con la cabeza apoyada en la almohadita. Acérquese con mucha delicadeza muy cerca de su rostro para que pueda verlo y explíquele con mucha ternura lo que va hacer. No se sabe con certeza cuando es que los niños empiezan a entender las palabras de nuestro lenguaje, lo que sí es sabido es que desde siempre los seres humanos entendemos de gestos, del tono de nuestro cuerpo y de la calidez que hay en las palabras. Si su niño está llorando intensamente, no se asuste, por lo general los bebés lloran porque están fastidiados de pila o caca (con más razón si han hecho pila y su potito está irritado) pero se calman inmediatamente después de retirar el pañal, pues es cuando cesa el malestar. Si es posible, una vez que le haya anticipado que va a cambiarle el pañal, empiece a cantarle o tararearles una melodía muy suavecita, esa que ud. sabe que lo relaja (y que de paso lo relaja a ud. tanbién). Enseguida proceda a quitarle el primer pantaloncito (en caso tenga dos), si es invierno es recomendable que el bebé lleve puestas unas mediecitas que le cubran las piernitas todo lo que pueda, de modo que al quitar el pantalocito sus piernas queden cubiertas por las medias y así no pase tanto frío a la hora del cambio de ropa o de pañal. Una vez que ha retirado la ropita, retire el pañal con mucha suavidad, coloquelo en la bolsita, luego empiece a limpiar los residuos de pila o desheoditocho con los trocitos de algodon humedecido con agua tibia, luego pase el trapito de felpa humedo y finalmente el trapito de felpa seco dando suaves toquecitos para dejarlo bien sequito. Una vez que esté sequito coja un poco de cremita (un isopo puede ayudar) y unte una porción generosa con mucha suavidad sobre la parte enrojecida o escaldada, si hay erupción (puntitos de sangre) coloque cremita sobre esa parte también, la crema ayuda a cicatrizar y renovar la piel irritada. En caso de presentarse esta erupción, espere un poco antes de poner el nuevo pañal, deje que se ventile esa zona con la crema puesta por un minutito al menos y luego coloque el nuevo pañal. A medida que va avanzando con esta faena explíquele a su bebé lo que vaya haciendo “ahora te voy a pasar estos algodoncitos tibios para que estés fresquito”. Si su bebé llora lo más probable es que a pesar del calefactor aún sienra frío, en ese caso reconozca la necesidad de su bebé ante todo diciéndole “yo sé que tienes frío corazón, pero ya va pasar yo te estoy cambiando y luego te voy abrigar”, no lo regañe ni cuestione su llanto, eso solo lo pondrá más ansioso y de seguro se pondrá ud. más ansiosa (o) también. Cuando ya haya colocado el nuevo pañal póngale nuevamente su pantaloncito o una muda nueva en caso de que se haya mojado, revise también el polito, porque a veces suelen mojarse la parte baja de la espalda. Una vez cambiado y sequito, guarde recipientes, trapitos, crema, etc. deságase de la bolsa con el pañal “afectado” lávese bien las manos, carque a su pequeño y apapáchelo mucho, cuéntele que ya es hora de dormir o de tomar la leche, según sea el caso. Si luego de haberlo cambiado, arropado, cargado y haber salido ileso de tanto malabar escucha un “prrrrrrr” y su niño pone cara de “ups!” quiere decir que debido a la estimulación en su rascuacha su niño se volvió a hacer la popó. En ese momento querido padre o madre de familia, no ponga cara de compungido, por más que esté con la espalda partida, sólo abrace a su niño y vuelva a empezar nuevamente todo el trámite. Si su niño por el contrario supo guardar compostura y se siente aliviado, seguramente le regalará una sonrisa de “gracias mamita”. Esta es mi querido colega la maravillosa y mejor fórmula para ese momento que lejos de ser displacentero debe comvertirse en un instante lleno de afecto y ternura entre ud. y su bebé. Repítase esta misma “operación” cada dos horas. Suerte!

Anuncios

Acerca de annyluna

Sedienta viajera del presente. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con una casa de madera y ventanas inmensas cerca de algún río, viajar a mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

2 Respuestas a “Instrucciones para cambiar un pañal

  1. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Dónde consigo los pañitos de felpa?????
    qué michi es la felpa????
    acercándose la fecha para que nasca mi bebe me pregunto si tendre todos los implementos necesarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anny Luna

Amo a mi Joaquinito. Adoro mi malecón y mi bicicleta, me encanta la música y el flan. Me gusta andar sin zapatos, la fotografía, las trufas, el cine y los instrumentos de percusión. Sueño con seguir recorriendo mil lugares en todo el mundo y reencarnarme en algún ser que tenga alas.

Visitantes del blog

  • 46,808 viajeros han pasado por aquí

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: